A girl like me

Robbie brilló en BBC Electric Proms / Robbie shone at BBC Electric Proms

Posted on: 21 octubre, 2009

 

Robbie Williams brilló en su aparición en BBC Electric Proms

21 Oct 2009 por Anna Sánchez

Tres años sin pisar un escenario no bastan para que Robbie pierda su magia. El artista pisó fuerte y demostró que vuelve para quedarse.

"All the eyes on me… Scary" (‘Todos los ojos en mí… Asusta). Así describía Robbie Williams su inminente vuelta al mundo de la música hace unos días en la revista inglesa "GQ".

El enfant terrible del pop británico actuó ayer en la BBC Electric Proms ante un público más que entregado. El concierto fue un evento a nivel continental, ya que los cines de toda Europa lo emitían en directo y vía satélite.

En la sala el ambiente era tenso y expectante… Las fans no hablaban con normalidad, sino que todo eran susurros y buenos deseos para el que, en su día, fue el artista más premiado del Reino Unido.

De pronto se hizo la oscuridad. Los fans coreaban con fuerza el nombre de su ídolo, "¡Robbie!, ¡Robbie!" se oía al unísono, algún grito ilusionado se escapaba de sus bocas casi de forma incontrolable.

Bajo la luz de láseres azules y amarillos apareció él. Con rostro emotivo y la sonrisa de medio lado que siempre le caracteriza, allí estaba. Tres años después, el esperado retorno de Robbie Williams.

Vestido de manera muy formal para su apariencia habitual, con unos tejanos oscuros, zapatos de vestir marrón claro y una camisa fina color azul cielo que cubría todos sus tatuajes. Robbie bajó la escalera. Saludo al público con lágrimas en los ojos y deseo con todas sus fuerzas que todo fuera bien, sobre todo les pidió que disfrutaran, ya que esa noche era muy mágica para él.

En la zona VIP del recinto se encontraban su madre y su actual novia Ayda Field, a la cual le dedicó más de un piropo como "I love you buzzy buzzy" y un tema de amor que ha compuesto para ella.

Robbie presentó su nuevo disco "Reality Killed The Video Star", que saldrá a la venta el próximo 9 de noviembre, pero también deleito a su apasionada audiencia con sus greatest hits más conocidos. La noche empezó con ‘Bodies’, el single que ya presentó en el "Factor X" británico.

Sin duda era su noche. Haciendo gala de la voz que tantos premios le ha otorgado, Rob llenaba el recinto de aplausos, pancartas y palabras de apoyo del público. Se le notaba cómodo en su retorno y se permitía bromear y gesticular de forma exagerada contando anécdotas personales entre canción y canción.

La anécdota que, sin duda, más expectación generó llegó con su mítico tema "No Regrets". Como la canción se titula ‘Sin reproches’, decidió dedicársela a su ex compañero de Take That Gary Barlow. Por todos es sabido la mala relación que ambos mantuvieron en el pasado con críticas y desprecios en la prensa incluidos. Pues bien, Robbie contó que hace 14 meses, en su mansión de Los Ángeles, se reunió con todos los miembros de Take That. Se dijeron todo lo que tenían guardado con el rencor de los años, hablaron y todo se solucionó. Tanto es así que les mando un mensaje de amistad y respeto a Mark, Jason y Howard. A Gary le añadió la mención especial, ya que pasa por una mala época tras la muerte de su padre hace pocos días.

Entre esta historia y muchas otras, las dos horas de concierto pasaron volando. Los fans vibraron con ‘Angels’, sintieron con ‘Feel’ y llegaron al clímax con ‘Come Undone’. Este tema es especialmente emotivo, ya que la frase "Britain, I’m your son" se hizo mundialmente famosa cuando Robbie la pronunció años atrás.

La excelente acogida que tuvieron sus nuevos temas, como la balada ‘Morning Sun’, emocionaron al artista, que no paraba de dar mil gracias por todo el cariño que recibe de sus seguidores. Mencionó con rostro ilusionado y feliz que ‘Bodies’ ya es número 2 en el Reino Unido y que no tenía un éxito así desde ‘Rock DJ’.

Para finalizar el emotivo reencuentro, no podía faltar una nota de humor. Mr. Williams se puso unas gafas ochenteras y cantó la mítica canción ‘Video Killed The Radio Star’ de los británicos The Buggles dando saltos y rodeado de luces que formaban la escala de colores del arcoiris.

Tras una breve despedida y muchos agradecimientos, el cantante abandonó el escenario orgulloso, satisfecho, pero sobre todo, emocionado. El público le coreo, aplaudió y apoyó hasta el último segundo del show, porque Robbie Williams ha sido, y es, uno de los grandes del pop, y como tal, merecía un retorno apoteósico.

 

 

Robbie Williams at the BBC Electric Proms

October 21, 2009 by Caitlin Moran

Robbie Williams

 

For the least straightforward of pop stars, the least straightforward of comebacks. Being away for three years has undoubtedly done Robbie Williams’ profile the world of good. When we last saw him in this country, it was for the Rudebox album which, as Williams noted, was “welcomed like a ginger stepchild”. Rudebox sold “only” 4.5 million copies, which, compared with his pomp — seven-times platinum for 2002’s Escapology — was a considerable downturn.

The British king of pop had made an album that was, to his constituency, unforgivably experimental — all drug confessions, beat-boxes and Eighties hip-hop — and then followed it up with an extended investigation into UFOs in a frankly boggling Radio 4 documentary. He’d tipped over from “loveable pop eccentric” to the kind of person who corners you at closing time and tells you he’s been probed by a Grey Alien, ie, lost that vital pink cowboy hat-wearing, hen-night massive.

But since then, Take That have reformed, UK pop has taken a turn for the weird — Amy Winehouse’s hair; La Roux’s hair, come to that — and Britain is more inclined to re-embrace one of its more eccentric singles-practitioners. Williams’ much-heralded appearance on The X Factor wasn’t the dream re-entry to the pop stratosphere: sweating, wild-eyed and struggling with a stage door that wouldn’t open, he came across less like a returning pop hero, more like someone who’d just nicked a jacket from Zara, and was worried about being stopped by security. The subsequent, eyebrow-raised tabloid coverage suggested that he might need to spend a longer spell on the subs bench before finally returning to the pop pitch.

But at last night’s gig at the Roundhouse — the first of Radio 1’s Electric Proms season — Williams showed no such nerves. In jeans and a swagger, Williams launched into the current No 2 single — Bodies — like a man who had not only paid for his Zara jacket, but could slap his credit card down on the counter and say: “I’ll buy all 1,560 stores, thank you.” Williams’ core appeal is a finely-calibrated balancing act between supreme self-confidence and teenage vulnerability, and as he introduced Feel — “I’m sure my aunt’s looking down on me now. She’s not dead; she’s just really condescending” — he not only aced his core appeal, but introduced about as fine a piece of pop as has been in the Top Ten in the last ten years. And when he revealed his new tattoo — a Take That logo on his wrist — while explaining that he’d recently shown it to his ex-bandmates, expecting an emotional reaction, only to have them all sigh “What a dick”, you could feel dozens of pink hen-night hats being taken out of storage, in advance of the now-inevitable Take That reunion.

But the majority of his set-list was an oddly tentative choice for a man with 29 Top 20 singles available to stuff in the back of the net. We had six songs from the new album, an album track from Swing When You’re Winning, and only with a finale of Angels, Millennium and a cover of the Buggles’ Video Killed The Radio Star, did he finally play like a multi-platinum stadium star, giving a small venue in North London the surprise of its life.

Williams continues to be one of pop¹s most diverting one-man soap-operas. But you do wonder when he¹ll find the songs that tell as compelling a story as his own life in the tabloids. It would ultimately, you sense, be very good for his nerves.

http://entertainment.timesonline.co.uk/tol/arts_and_entertainment/music/live_reviews/article6883274.ece

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: